Hoy os queremos presentar a Daniela Losa González, Coordinadora de Producción y nuestra Dani.
Dani se unió a la familia a mediados de 2016 y ha encajado con éxito todos los retos que la empresa le ha puesto delante, que no han sido pocos.

De gestora de proyectos con experiencia internacional, ha pasado a ser nuestra coordinadora de Producción más versátil. Ella está a cargo de nuestro equipo de gestoras de proyectos y, a la vez, hace malabares entre resolución de incidencias, gestión de carteras, apoyo en el seguimiento comercial de cuentas, presentación de nuevos servicios… Lo dicho: ¡Versatilidad y flexibilidad a raudales!

No contaba con experiencia en coordinación de equipos, pero, después de más de dos años a cargo de la Producción, lo único que podemos decir es «Chapeau !». Dani demuestra cada día, desde la mayor humildad y con la mejor de las sonrisas, su enorme profesionalidad y capacidad de liderazgo. Es un placer tenerla con nosotras.

Llevas en Word Works desde agosto de 2016. La empresa ha cambiado mucho desde entonces… ¿Cuál es tu primer recuerdo?

La primera vez que fui a la oficina, sin duda… recuerdo el momento de la entrevista como si hubiese sido ayer. Me recogió mi novio en Avenida de América porque no había tiempo que perder, pusimos el GPS y en 20 minutos llegamos a una calle llena de chalés… «¿Nos hemos equivocado?» No, la dirección estaba bien. Qué raro… «Bueno, si no salgo dentro de una hora, entra a por mí», le dije entre risas. La entrevista se alargó porque enseguida conectamos y estuvimos hablando bastante tiempo. El ambiente distendido, la cercanía… algo hizo clic en ese momento y aquí estoy cuatro años después…

Las primeras semanas fueron muy distintas a lo que había vivido hasta aquel momento. Mi compañera de Producción estaba de vacaciones y me formó otra compañera que trabajaba desde Finlandia. Nunca había tenido una formación en remoto y la verdad es que fue un reto, pero a pesar de la distancia todo fue muy bien. Eso sí ¡Creo que no he conocido a nadie que hable más rápido que ella!

Ya sabemos que el equipo de Word Works es su mayor valor. Hoy eres la Coordinadora del equipo de Producción. ¿Cómo es tu día a día? ¿Qué hizo que te convirtieras en una Wordworker?

Lo que me gusta de mi puesto es que no tengo dos días iguales. Dependiendo del momento puedo estar resolviendo alguna duda con el equipo, hablando con un cliente, mirando la facturación, pendiente de la carga de trabajo o pensando cómo mejorar los flujos de trabajo. Precisamente esto es lo que hace que me guste tanto. ¡No me da tiempo a aburrirme y siempre es algo diferente! Como diría mi madre, «estoy en todos los saraos».

Esto es lo que hago ahora, pero es verdad que cuando empecé en Word Works era gestora de proyectos. Siempre me ha gustado tener varias cosas entre manos y no me importaba estar pendiente de todo. Si podía echar una mano a mis compañeras o había cualquier problema siempre me ofrecía para intentar ayudar.

Recuerdo uno de los primeros retos laborales cuando quizás cambió un poco mi forma de ver y entender el trabajo, ya que hasta entonces siempre había trabajado con carteras de clientes específicos asignados a una gestora, no con clientes compartidos.

Teníamos que sacar un proyecto superurgente de un cliente nuevo: ¡Muchísimas palabras y plazo récord! Nos pusimos manos a la obra: unas analizaban y preparaban archivos, otras filtraban en la base de datos para encontrar a los mejores recursos y otras escribían los correos y llamaban por teléfono para acelerar la aceptación del proyecto por parte de los recursos… Me encanta pensar en el trabajo como un rompecabezas en el que van encajando todas las piezas hasta que tienes la imagen completa.

En cuanto al momento Wordworker… Si soy sincera no recuerdo un momento concreto porque la verdad es que desde el principio me sentí integrada en el equipo. Recuerdo a Eva a la hora de la comida siempre diciendo: «¡Si nos juntamos un poquito entra alguien más!» y ya éramos ocho en una mesita para cuatro… Siempre compartíamos cosas para picar, cada día una llevaba una cosa y luego salíamos a la entrada a charlar con un té en la mano.

Pero si tuviera que destacar un momento en especial, sería la fiesta de los 25 años de Word Works. Trilce preparó una jornada de team building con Lego donde participó todo el equipo. Eso sí, ¡vaya paliza me dieron!… se notó quiénes habían practicado en la infancia (not me…).

Después de todo el día juntos llegó el plato fuerte: el equipo de Word Works, clientes y traductores juntos en lo que fue el evento del año. Hubo un cáterin buenísimo, juegos, un discurso superemotivo y, sobre todo, muy buen ambiente. Me encanta poner cara a las personas con las que llevas trabajando digitalmente tanto tiempo. ¿Para cuándo otra…?

Y ahora, la pregunta seria: ¿Qué personaje de ficción te representa y por qué?

Sin duda sería Mary Poppins. Este personaje tiene disciplina, no duda en tomar decisiones, asume responsabilidades y siempre encuentra una manera divertida de hacer las cosas. ¿Qué hubiera sido de Jane y Michael sin un poco de azúcar…? A pesar de considerarme una persona exigente y trabajadora a la que le gustan las cosas bien hechas, siempre intento que el trabajo salga de forma fluida y que el ambiente sea distendido y agradable para todo el mundo.

Igual que los hijos de los Banks recogían la casa, en Producción nos encargamos de los proyectos como si fuera cosa de magia. La tarea de Word Works es «hacer su magia» para que todo salga perfecto, los recursos puedan centrarse en traducir y que el cliente no tenga que preocuparse por nada.

Ya lo decía Mary Poppins: «Todo trabajo tiene algo de divertido y, si encontráis ese algo, en un instante se convierte en un juego».