Lara Eleno Romero es nuestra joven Vendor Manager, que, además, se ocupa de la Acogida y Formación de todo miembro nuevo que se incorpora a Word Works, permanente o becado.

Con ella abrimos una serie de entrevistas a nuestro equipo para darlo a conocer a través de nuestra web de manera que sea el propio equipo el que demuestre, con sus palabras, que son el mayor valor de nuestra empresa. ¡Gracias!

Lara se incorporó al equipo a finales de 2016 con una beca para gestión de recursos externos. En Word Works acabábamos de arrancar con esta idea de departamento que, hasta ese momento, estaba difuso en Producción, en las manos de quien hoy es nuestra directora de Operaciones, Eva Revilla Yates, que fue también quien decidió profesionalizar esta tarea en nuestras filas. Lara ha desempeñado un papel fundamental para ello.

Es la responsable de mantener las relaciones con nuestros recursos externos —traductores, revisores, intérpretes, maquetadores, expertos en localización—, gestiona la entrada de los recursos nuevos, negocia, resuelve incidencias y su labor es fundamental en el departamento de Producción para solventar solicitudes que a veces parecen imposibles.

Además de esto, y también de la mano de Eva, ha redactado la documentación y los procedimientos de Acogida y Formación para que todo el que entra a formar parte de nuestro equipo se sienta debidamente respaldado, sepa a quién reporta y pueda seguir un proceso ordenado de formación y evaluación continua. ¡Y también se encarga de preparar los desayunos de acogida!

Algo que con Lara ha quedado instaurado cada vez que alguien se incorpora.

El año pasado quiso probar suerte cambiando de empresa, pero… ¡Nos echaba demasiado de menos! Volvió con nosotras y, ahora que no nos lee nadie, debemos confesar que salimos ganando. Welcome back, Lara!

Llevas en Word Works desde diciembre de 2016, con un pequeño paréntesis de unos meses. La empresa ha cambiado mucho desde entonces… ¿Cuál es tu primer recuerdo?

Llegué a Word Works para hacer las prácticas del máster en Traducción Audiovisual cuando prácticamente no había tenido contacto con el mundo laboral, así que estaba bastante nerviosa. Me incorporé a finales de año y antes de los festivos, por las tardes y con todo el trabajo del día hecho, todos los compañeros sacábamos un hueco para brindar y comer Roscón de Reyes. Me pareció una recepción inmejorable y los nervios se esfumaron enseguida.

Ya sabemos que el equipo de Word Works es su mayor valor. Tú eres gestora de recursos externos en el departamento de Producción, ¿cómo es tu día a día?, ¿qué hizo que te convirtieras en una Wordworker?

En mi faceta como Vendor Manager, cuando un proyecto se complica por tener alguna característica especial —idiomas poco habituales para nosotros, gran volumen o plazo muy ajustado—, ayudo a las gestoras de proyectos a reunir un equipo de traductores que nos permitan cumplir con la fecha de entrega o a encontrar al traductor idóneo para el proyecto.

En mi faceta como responsable de Acogida y Formación, lo preparo todo para cualquier nueva incorporación: la presentación al equipo, la formación inicial y la introducción a nuestra forma de trabajar. En el caso de los estudiantes en prácticas, hago los procesos de selección, hablo con los responsables de las universidades y cuadramos todos los detalles para formalizar un convenio. Por supuesto, también me encargo de llevar una evaluación continua para comprobar que la colaboración está siendo satisfactoria para las dos partes.

En un puesto como el mío queda claro que la comunicación y el trabajo en equipo son cruciales. Recuerdo perfectamente el momento en el que empecé a sentirme una más en Word Works: el día en que organizamos una tarde de juegos de mesa al salir del trabajo e hicimos equipos para jugar al Trivial; aunque mi equipo perdió, nos reímos muchísimo y pasamos una tarde diferente y genial.

Y ahora, la pregunta seria: ¿qué personaje de ficción te representa y por qué?

Me gusta pensar que soy un poco como Doraemon. Aunque yo sí tengo orejas y no tengo un bolsillo lleno de artilugios futuristas mágicos, tengo mis recursos para conseguir que todos los proyectos salgan adelante, incluso en condiciones adversas.